Nirmal Purja y su Proyecto Ochomiles

0
461

Cuenta la historia que un afamado montañista volvió a Nepal, estando en la base de un nuevo ocho mil para escalar se encontró con un sherpa quien lo había acompañado como guía y sirdar en varias expediciones anteriores.

El montañista occidental llevaba consigo un libro que relataba con entretenidas crónicas, hermosas ilustraciones y a todo color estos ascensos.

El sherpa tomó vivamente un ejemplar ojeándolo con sus ojos tan brillosos como expectantes. Lo recorrió de principio a fin una y otra vez. Pero no encontró menciones ni fotos a su persona. Sencillamente no aparecía ni nombrado.

Grande fue su decepción al reparar que cualquiera que fuese a saborear estos relatos de montaña nunca sabría de su existencia, a pesar que él mismo fue de sus principales compañeros de escalada y compartió las mismas cumbres que describía el libro.

Este relato solo ilustra lo que es sabido desde hace mucho tiempo en Himalaya. Los sherpas, en un trabajo muchas veces anónimo y silencioso, acometen la mayor parte del enorme trabajo y esfuerzo en la escalada, asumiendo los principales riesgos. Es verdad que es un oficio, quizás no muy bien remunerado, pero ellos son una parte vital del éxito de las expediciones donde los créditos se los llevan sus clientes. Héroes anónimos.

Esta fue una de las principales motivaciones de la enorme aventura que acometió Nirmal Purja, 37 años, nepalí y gurka de profesión, en su proyecto Posible 14/7 durante el año 2019.

Necesitaba demostrar a todo el orbe precisamente esta situación. Los sherpas son los mejores himalayistas del mundo, aunque no aparezcan mencionados en los libros. Y los mejores escaladores del resto del mundo son la excepción. Ellos la regla.

Nims en la cumbre del Gasherbrum II (créditos David Sherpa Proyect Possible)

Algo de historia

Fue el Sherpa Tenzing Norgay en la célebre Expedición Británica al mando de John Hunt el año 1953, que logró junto con el neozelandés Edmund Hillary posarse por primera vez en la historia de la humanidad en la cumbre del monte Everest. Así comenzó a consolidarse el prestigio y fama a esta etnia, destacándoseles principalmente por su persistencia, entereza y condición física a grandes alturas.

El Proyecto Posible 14/7

Si usted no conoce o no sabe aún quien es este personaje, grábese este nombre que no lo va a olvidar más: Nirmal Purja (alias Nims).

Con su proyecto “Posible 14/7”, este montañista nepalí, sherpa de expediciones desde 2012, se desafió a escalar las catorce montañas de ocho mil metros que existe en Himalaya (China, Nepal y Pakistán)….en solo 7 meses. Así no más. Tan atrevido como imposible.

Y lo más increíble de esta historia es que lo logró. De paso “pulverizó” el record anterior de un montañista cuyo nombre a esta altura es irrelevante, quien tardó algo más de 7 años en completar el mismo proyecto de los 14 ochomiles.

Para que se haga una idea, el más grande himalayista de la historia, el italiano Reinhold Messner, quien escaló por primera vez los 14 gigantes de Himalaya, tardó más de 16 años en lograrlo.

Ya se pensaba hasta hace poco que escalar 3 ó 4 de estos gigantes en un año era cosa de locos.

Nims Purja en el Annapurna (créditos Nirmal Purja Proyect Possible)

La Misión

Con una filosofía de escalada no precisamente purista (lo que parece bastante obvio para lograr el objetivo) las claves para lograr este desafío fueron desarrollar una extremadamente compleja y estresada logística de campamentos base, mucho helicóptero y mucho oxígeno envasado para los ataques de cumbre.

Además abusando de ese tremendo y extraordinario estado físico del cual está dotado tanto él como sus compañeros de escalada (todos de oficio sherpa), dignos ejemplares de la más fuerte de todas las razas que se conozca en esas lejanas montañas. Y también, porque no decirlo, su poco de suerte, la suerte del campeón.

El objetivo principal era declarar al mundo que en Himalaya los verdaderos titanes de los ochomiles son ellos y no quienes escriben los libros de montaña.

La otra clave del éxito, aparte de su inobjetable liderazgo y motivación, fue aprovechar las escasas ventanas de buen tiempo, 2 a 3 días para los ataques de cumbre en un estilo de un solo embión. Fijando cuerda en la medida de lo posible y aprovechándose al máximo de la aclimatización que ya venían arrastrando.

Lo increíble

Además del éxito en su misión, lograr escalar las 14 cumbres de ochomil metros en 3 temporadas seguidas (190 días), esto es premonzon (Annapurna, Daulagiri, Kanchenjunga, Everest, Lohtse y Makalu), invierno en Karakorum (Nanga Parbat, G1, G2, Broad Peak y K2) y finalmente post monzon (Manaslu, Cho Oyu y Shishapangma), lo increíble fue que no le falló a ninguno.

O sea cerro intentado, cerro escalado. Y a pesar que hacia calzar las ventanas de buen tiempo, en más de una ocasión se le descompuso y siguieron así no más. O sea al todo o nada.

Y al menos un par de veces también escuchó el terrible canto de la muerte. Una vez a la bajada del Kanchenjunga y la otra un resbalón descendiendo el Nanga Parbat que por poco se lo lleva, y casi casi le cobra el clásico tributo esta montaña asesina.

Nirmal Purja durante su graduación como Gurka en 2002 (créditos Nims Purja)

Más sobre Nirmal Purja

Nació en la zona de Chitwan, a diferencia de otros sherpas es una zona de baja altura y muy pobre (como la mayoría de ese país, hay que decirlo). Desde pequeño, este nepalí sobresalió por su esfuerzo, destacándose por su convicción, fuerza y una energía increíble.

Una historia de vida con no pocos dramas familiares, como la muerte prematura de su padre y la enfermedad de su madre.

Ingreso de joven al ejército gurka, conocidos mercenarios que desde hace 200 años trabajan para el ejército británico, con un paso muy destacado que lo llenó de honores y medallas.

Recién en 2012 descubrió las montañas de su país, las más grandes del mundo, comenzando a ganarse la vida como sherpa de expediciones.

Fue en este terreno donde descubrió su don extraordinario para escalar montañas, el que usaría a más no poder para emprender este proyecto que más bien parecía una locura post resaca.

Más sobre su proyecto Posible 14/7

Si alguien le hubiera dicho a Sir Edmund Hilarry que transcurridos 50 años desde su primer ascenso (junto con el sherpa Norgay, donde fueron desplegados ejércitos de escaladores, sherpas, miles de toneladas de material, más 5 meses de expedición), durante los años 2000 los sherpas se entretenían batiendo records de ascenso desde el campamento base hasta la cumbre (5.400 a 8.848 metros), llegando a algo así como las 8 ½ horas, posiblemente no lo hubiera creído.

Tampoco los incas o los montañistas de los años ochenta que el cerro el Plomo, frente a la capital de Santiago, sería escalado por un runner en short y polera en 4 ½ horas. En 2019.

Bueno, misma cosa cuando Nims comunicó su proyecto a la comunidad montañista y a los eventuales auspiciadores. Y al parecer estaba tan seguro de poder lograrlo que finalmente empeñó hasta su casa para financiarlo. Méritos para su señora.

Qué cara habrán puesto connotados himalayistas cuando un sherpa casi desconocido dice que puede pulverizar al menos 4 records mundiales en ascensos rápidos en la cordillera del Himal.

De cómo escaló la cumbre del Everest, Lohtse y Makalu en 48 horas y fracción

Este dato me llamó particularmente la atención pues escalar un día el Everest (haciendo cumbre muy tempranito) y esta misma mañana de regreso al collado sur partir al Lohtse (que en nepalí significa “cumbre sur”) para coronarlo es algo increíble pero no tan desconocido. Pero estar en la cumbre del Makalu al día subsiguiente, aunque distante pocas millas en helicóptero, es como difícil creerlo. Pero así fue no más.

Sobre este record tan particular me referiré en otra nota, pues aún trato de averiguar desde donde partió escalando el Makalu.

Nirmal Purja en el ascenso al Cho Oyu (créditos Proyect Possible)

CRONOLOGÍA DE LA EXPEDICIÓN

Pre Monzón Nepal:

Annapurna (23 abril) / Dhaulagiri (12 mayo) / Kanchenjunga (15 mayo) / Everest – Lohtse (22 mayo en un mismo día) RÉCORD MUNDIAL
Makalu (24 mayo) RÉCORD MUNDIAL 3 ochomiles en 48 horas y fracción.

Invierno en Pakistán donde las ventanas de tiempo son mucho más largas, por lo que no hubo necesidad del uso de helicóptero. También le permitió descansar algunas semanas luego de ese mayo “del terror”.

Nanga Parbat (3 julio)

Gasherbrum I (15 julio) / Gasherbrum II (18 julio) / K2 (24 julio) RÉCORD MUNDIAL 3 cimas de ochomiles en Pakistán en 8 días (sin helicóptero).
Broad Peak (26 julio)

Post Monzón Nepal – Tibet:

Cho Oyu – Tibet (23 sept)
Manaslu – Nepal (27 sept)
Shishapangma – Tibet (29 oct)

6 meses y fracción. 190 días en total desde la primera hasta la última cumbre

Sólo para redundar, algunos meses más tarde, en enero 2021, Nirmal Purja más un grupo de 9 escaladores sherpas, realizaron el primer ascenso invernal del K2. Si, la misma temporada donde cayó nuestro JP Mohr semanas después.

Recordar que ellos abrieron la ruta a cumbre un 16 de enero, convirtiéndose en el primer equipo en la historia en escalar la gran montaña en invernal. Y el último ochomil que faltaba ser escalado en esta época del año, cerrando así un ciclo que comenzó 40 años atrás con la primera invernal al monte Everest. Otro RÉCORD MUNDIAL.

Ahora los sherpas ya no son el equipo de apoyo que deambula tras bambalinas. Tienen el mérito de organizar sus propias expediciones de manera autónoma y gozar del triunfo de manera directa. Llegaron al podio para quedarse.

En otras palabras, el montañismo nepalí ya llegó a la mayoría de edad, y vaya la manerita.

Y bueno, si no me cree entonces véalo usted mismo. El documental está en Netflix. 100% recomendable.

Que tengan un excelente fin de año. ¡¡A cuidarse y vamos que se puede!!

Rodrigo Echeverría B.