LA ÚLTIMA DE MIS PASIONES: EL DESCENSO

0
475

Una faceta nueva que he descubierto en las montañas, poder bajar senderos empinados y vertiginosos con una bicicleta de descenso. Esta nueva pasión de mi vida me ocasionó una lesión no menor cuando hice descenso en la parva… ¿lo recuerdan? lo llamé el “parvarazo”, y como dice el dicho “el que nace chicharra muere cantando”… volví a las pistas, esta vez tomé mis precauciones y me fui al Tranning Camp 2013 en chillan para aprender técnicas de descenso con profesionales de este arriesgado deporte.

Comparto con ustedes el resultado de esta experiencia que espero seguir perfeccionando.

Un abrazo a todos.

Rodrigo Echeverría B.