TORRES DEL PAINE, UNA LECCIÓN QUE APRENDER

0
645
Hostería Pehoé... Se salvó del incendio!!!
No soy un experto en la materia, pero si puedo decir que conozco muchos parques nacionales en nuestro vasto territorio. También he tenido incursiones en el turismo, ya sea como guía o de proyecto de empresario (proyecto no más), y les puedo decir que lo del incendio en uno de nuestros principales y quizás más famoso a nivel mundial parque Torres del Paine, es algo muy lamentable pero no tan extraño.

Y esto pues sin lugar a dudas nos falta aun mucho en la implementación de políticas para la protección de nuestros parques y reservas, y mucha pero mucha educación al respecto. Basta ver a nuestros hermanos argentinos, donde al otro lado de la cordillera nos dan cancha tiro y lado en materia de turismo. Aunque nos duela pero aun nos falta mucho por aprender en materia de turismo y de preservación. Espero eso sí que vayamos por buen camino….en verdad no lo sé.

Torres de Paine: Post Incendio

Puntualmente el hecho ya por todos conocido y ampliamente publicitado en los medios, sobre el origen del incendio que afectó desde fines de diciembre hasta las primeras semanas de este mes, nos da cuenta al menos que hemos ganado en conciencia, aunque esta no haya servido de nada para evitar este tremendo desastre ecológico en esta “joyita” y orgullo nacional.

No quiero parecer racista ni discriminatorio, lo que por estos días está muy pero muy de moda, pero a mí no me extraña lo que ocurrió con este turista israelí. Creo que es fácil culparlo a él, y con justa razón quizás, por la tremenda pérdida que nos ha ocasionado, más aun sabiendo que estos turistas, principalmente los jóvenes, son conocidos en el parque, y esto me consta desde hace ya muchísimos años, así que lo digo con conocimiento de causa, por acostumbrarse a no acatar las reglas del parque en cuanto por ejemplo a dormir en lugares no permitidos sólo para ahorrarse el pago de los sitios de camping, y comúnmente por no tener un comportamiento de respeto frente a las disposiciones que todos los turistas deben respetar. Quizás por ser jóvenes que andan apatotados, quizás porque viajan por todo el mundo y creen que pueden hacer lo que quieren…no sé, pero lo cierto es que muchos aquí no los quieren. Y ahora menos. Pero también es cierto que al menos en las Torres deben representar más de un 20 o 25% de los turistas que ingresan.

Lago Pehoé… ¡¡¡Desolador!!!

Bueno, hechos estos descargos me parece que esto no nos exime en lo más mínimo de la responsabilidad de no hacer respetar nuestro derecho a imponer las reglas y los deberes a quienes vienen a gozar y admirar nuestras bellezas naturales. Ojala avancemos para preservar de manera más efectiva no sólo nuestros parques y reservas sino con nuestra conducta ser consecuentes con ello: Mantener los sitios que visitamos limpios, llevarnos la basura para la casa, no sólo la nuestra sino la que encontremos en el camino (que será mucha) llevémosla con nosotros, guardar nuestros papeles confort con nosotros después de ir al baño, respetar los sitios de camping, cuidar y no contaminar las fuentes de agua que utilizamos, etcétera.

Y quiero ir más lejos aún, a propósito de la cantidad de protestas que tuvimos el 2011 por ejemplo para preservar las Patagonia: Porque exigir al resto sin exigirnos a nosotros mismos NO VALE: Ayudar al reciclaje en nuestras ciudades, consumir de manera responsable el agua en nuestro hogar, no abusar del consumo de la energía en nuestros hogares y donde vayamos…o sea hacer lo que como chilenos más nos cuesta: Ser Consecuentes.

Torres del Paine: Incendio Año 1985

Si estás contra HidroAysén y no haces esto, sencillamente no tienes derecho moral a oponerte. Si no quieres la mina de carbón en la isla Riesco, entonces recicla, date duchas cortas, apoya las campañas pro medio ambiente…Si no quieres Barrancones, Castilla y otras centrales termoeléctricas, entonces no uses la energía eléctrica de manera indiscriminada: apaga la luz cuando salgas, limpia los vidrios de tu casa para aprovechar más la luz natural, usa pilas recargables, calienta el agua en invierno y déjala en termos para guardar el calor. Si ganamos en consecuencia, podremos comenzar a ganar en cultura de preservación, y con más derecho que nunca podremos exigirle a los políticos que aboguen por una política energética y ambiental donde se valore y se preserve nuestro mayor patrimonio: una naturaleza maravillosa…de norte a sur.

Como dice el dicho, sólo cuidamos lo que queremos, y solo queremos lo que valoramos. 

* Fotos Post Incendio, son impactantes y lamentables. Que nos sirva de lección.