Los secretos del Maipo en eBike (Parte I)

0
254

Esta no pretende ser una nota técnica, sino tan solo compartir algunas hermosas experiencias en eBike de los últimos 2 años.

Desde fines del 2018 tengo mi eBike Mondraker Crafty y creo q ha sido una excelente elección. Después de algunas rutas con amigos en la zona del Durazno – Santuario de la Naturaleza – Molino Largo y hasta la lejana Laguna de los Vientos (ver nota marzo 2019), y correr el Enduro de la CTM en 2019 (otra nota abril 2019), radiqué mi eBike en el cajón del Maipo (San Gabriel).

Desde acá he podido descubrir esta maravillosa faceta de “paseos” hacia hermosos lugares iconos del cajón. Constatar que mi casa se ubica en un punto privilegiado, ya que con una carga de batería y algo de suerte alcanzo justito para llegar (partiendo desde acá mismo) hasta imperdibles parajes y hermosas vistas.

Ruta G 455 al embalse El Yeso. Tomada desde el Cerro San Gabriel hacia el NE. Abajo se aprecia el cajón y el rio Yeso. La ruta de 23 kilómetros al embalse. Al fondo a lo lejos el cordón de los Picos Negros que caen al Embalse (oculto). Muy al fondo el Cerro Pirámide y arriba a la derecha el glaciar del Mesón Alto

También dejar de lado el mito que una eBike es para cómodos o flojos. Para mí acá en el cajón una bike “asistida” lo que básicamente me permite es recorrer 3 veces más que una bicicleta convencional en un lapso de tiempo que es lo que me dura la batería. Normalmente en mi caso 1 ½ horas aproximadamente. Dado que estos son caminos de montaña con pendientes considerables el esfuerzo físico es intenso (piernas, cardio y brazos).

Desconozco si las nuevas baterías tienen mayor autonomía, pero en mi caso en modo EMTB o TOUR con batería al 100 % puedo ascender hasta 25 kilómetros por empinadas rutas con unos 2/3 de tramos con pavimento y ripio el último tercio.

Cumbres y glaciar del Mesón Alto (5.257 m), dominando el Valle

Creo ser el único ser (aún) que deambula con bici eléctrica por estos lares. Eso si cada vez se ven mayor cantidad de bikers que se aventuran más allá del sector El Toyo y suben hacia San Alfonso – San Gabriel e incluso varios continúan más allá.

Confieso que me da gusto pasarlos a todos raudo en la eBike, a pesar que algunos andan muy power en sus convencionales. Eso sí sería interesante saber desde dónde partieron.

En resumen, sin uso de una batería adicional, puedo subir hasta 1500 metros de desnivel totales (1300 mts. absolutos dependiendo de la ruta) durante 1 o 1½ hora de esfuerzo constante. Depende de lo motivado que ande. Siempre es un buen entrenamiento y lo principal: bueno para el espíritu.

RUTA:

  • Embalse el Yeso (2,560 msnm), casi 26 kilómetros desde el retén (1.280 msnm). Camino cuyos últimos 8 kilómetros son de ripio y con fuertes pendientes. Además en el kilómetro 10,5 de la ruta G 455 comienza una cuesta no tan pronunciada pero suficiente para quitarte fuerzas para la segunda parte del trayecto. Hermosas vistas hacia la izquierda a las vertientes este de los cerros San Gabriel y San Lorenzo. Hacia la derecha se aprecia durante el último tercio vistas hacia el cerro El Morado (completamente distinta a la clásica vista desde Baños Morales), el soberbio glaciar y cumbre del Mesón Alto, el cerro Ciervo se ve camuflado por este último y solo lo vemos los privilegiados que lo conocemos, ja. De fondo siempre la vista al cordón de los Picos Negros, con el clásico Punta Negra que cae directo al embalse.
Recorriendo el camino que circunda el embalse, tapado con planchones de nieve. Algunas pasadas delicadas con nieve dura y la ebike. Siempre cuidando de los desprendimientos de roca, eventuales aluviones y resbalones

Esta nota continuará……

Rodrigo Echeverría B.