ESQUIANDO EN EL ARPA

0
475

Esquiar en laderas de nieve virgen debe ser de las sensaciones más increíbles que me ha tocado vivir. Si te toca un día como aquellos (sol, templado, brisa suave, mucha luz) y con un paisaje alucinante en altura, es sentirse en el paraíso. Es lo maravilloso de la montaña en invierno.

Creo que las imágenes hablan por sí solas.

Qué más les dijo…sólo feliz, feliz de vivir aquí.